La Discusión sobre la Crisis Mundial – Avance 1

Dedico este escrito a mi fraterno sobrino Omar Alberto Corredor  Villamediana, quien en el 2008 me escribió y me dijo: “Quiero tu opinión sobre la crisis.” Y yo le respondí: “La tendrás pero no serán tres páginas y no será mañana”.

Me place expresar mis agradecimientos a un conjunto de amigos que, con sus palabras de aliento, comentarios, observaciones y correcciones,  me estimularon grandemente, enriquecieron mi conocimiento sobre el tema y me permitieron mejorar en buena medida el texto: Abdón Suzzarini,  Carlos Ayala,  Tabeila  Brizuela,  Omar Alberto Corredor, José Benjamín Escobar,  Aura Cecilia Rengifo, Elba Rodríguez, María Victoria Sánchez.

Nota Introductoria

El objetivo principal de este escrito es examinar los diversos factores que se han adelantado como causantes de la crisis global que  comenzó a manifestarse como una crisis financiera a mediados  de 2007,  ligada al estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos. La estructura es similar a lo que hicimos en La Discusión sobre Katrina en este mismo blog, pero en este caso el fenómeno es mucho más complicado. En consecuencia, habrá una primera parte, relativamente breve, sobre sus antecedentes, inicio y evolución, para luego examinar, en la segunda parte,  la discusión sobre sus causas y las políticas para enfrentarla; será en  esa segunda parte donde expondré principalmente mis  opiniones sobre el tema.  En este sentido, me parece necesario enfatizar que, cuando el lector encuentre en esa primera parte un tema  que se considere  que no se ha tratado  suficientemente, con mucha probabilidad se debería a que será examinado con más detenimiento en la segunda parte. Se incluirá también una sección de notas, especialmente para explicar algunos términos técnicos. Con excepción de los Estados Unidos, no habrá tratamientos específicos por países o regiones, pero sí  referencias sobre el particular. Es necesaria también una explicación específica. Después de haber comenzado a darle seguimiento sistemático a la  crisis desde enero  del 2008, recibí la petición de mi sobrino, a que aludo en la dedicatoria,  en marzo del mismo año. Esto me dio el toque definitivo para decidirme a escribir sobre la crisis. Por diversas circunstancias y ocupaciones sólo comencé la redacción en marzo del 2009. Mientras examinaba el período que va  desde los años 90 hasta el 2008 me refería al pasado, lo cual se reflejaba en un cierto estilo del escrito. Al iniciar el examen del 2009 ya estaba tratando sobre un presente. Ello llevó a un cambio de estilo, en el sentido de la elaboración de lo que podríamos llamar “informes de progreso”, de un grupo de meses reunidos para el análisis, por ciertas similitudes entre ellos. Me parece también conveniente indicar que cuando se mencionan cifras en dólares, euros u otras monedas distintas al bolívar, la notación es la que se usa en español, a saber: miles  de millones y no billones, billones y no trillones, como se dice en inglés.

En esta oportunidad publico una primera entrega que, en lo que se refiere a los antecedentes y evolución de la crisis, abarca desde el decenio de los años 90 hasta el 17 de diciembre de 2009.