Mercedes Sosa

En 1966 asistí en Buenos Aires a un espectáculo musical muy singular, en el cual se narraba la historia de la Argentina a través de su música. Bello espectáculo y a la vez interesante. En un extremo la canción india pura y del otro el tango.

La estrella del programa era una bella india tucumana, alta, esbelta, imponente. Y con una voz mas impresionante todavía. Voz de contralto, con el original dejo indio. Me pareció una de las voces mas maravillosas, con características únicas, que jamás hubiera escuchado: Mercedes Sosa.

Antes de dejar Buenos Aires busqué grabaciones de ella y encontré una. Allí se combinaban la amargura del indio conquistado, las típicas canciones del gaucho argentino y las canciones de protesta fustigando las injusticias de la sociedad.

Ya en Venezuela, a todos mis amigos que visitaban nuestra casa, les hacía escuchar la grabación que había traído. Pero esta extraordinaria cantante permaneció ignorada por muchos años por el público venezolano. Es mas, a muchos argentinos, tanto en Venezuela como en el exterior les hablé de ella y no la conocían!!. Me parecía insólito que una voz que a mi me parecía fuera de lo común no hubiera llamado la atención de nuestros promotores musicales. Había comenzado a dudar de mi gusto musical. Estaría yo equivocado respecto a las cualidades de Mercedes Sosa? Pero una noche, creo que fue en 1972, Soledad Bravo, otra gran cantante, hispano-venezolana, presentó por televisión al cantante español Paco Ibáñez, quien ha hecho maravillosos arreglos musicales de las poesías de los mas destacados poetas españoles. En la conversación que siguió al programa musical, Soledad Bravo le preguntó a Ibáñez por Mercedes Sosa. Aquel le contestó que la consideraba como una (uno) de los mas grandes folkloristas de América. Respiré profundo, aliviado….

Mas tarde Mercedes Sosa vino a Venezuela y conquistó totalmente al público venezolano en forma multitudinaria, contribuyendo así a disipar la conseja de que al pueblo lo que le gusta es la pacotilla. Tuve la oportunidad de visitarla en su camerino y pude disfrutar de su sencillez personal, sin poses de diva. Le conté mi experiencia de 1966 y me dedicó su último LP. Es uno de los dos autógrafos que tengo de artistas. El otro es del joven gran tenor peruano, Juan Diego Flórez.

En mi concepto, donde Mercedes Sosa llega a la cúspide de su arte es en “Alfonsina y el Mar”, en la cual se canta el suicidio de la gran poetisa uruguaya Alfonsina Storni, al caminar sin retorno hacia el mar. Canción difícil que exige todos los recursos del cantante y una gran ternura, sin llegar a lo ridículo. Ninguno de los (las) cantantes que posteriormente la han interpretado se han acercado a la perfección de Mercedes Sosa, y en algunas interpretaciones, la poesía y también la filosofía emanada de esa canción, se ha convertido en un espectáculo lamentable de ridiculez y de mal gusto. Es interesante que la fina poetisa venezolana Jean Aristeguieta, en su poemario de 1942 “Destino de Quererte”, incluyó un poema dedicado a Alfonsina. Jean, a quien conocí personalmente, está muerta. No se si llegó a conocer la canción. Incluyo de seguidas algunos extractos de su poema:

Podría gritar hasta romper mi sombra
Podría llorar como una triste niña
Y tu para quien soy, qué dirías entonces?
Si recordando fueras nuestros dardos de campo
Y a medir no alcanzaras mi ternura inefable

Yo quisiera morir esta noche,
Así lánguidamente como te cifró el alma

——————–

Nos uniremos
Un día determinante
Para siempre?

Con toda razón Theodorakis, el extraordinario compositor griego, ha declarado que sólo la voz de Mercedes Sosa lo ha impulsado a escribir un Poema Sinfónico basado en el Canto General de Neruda. Por muchos años estuve esperando el estreno de ese extraordinario acontecimiento musical, que unía a tres grandes: Neruda, Theodorakis, Mercedes Sosa, sin resultado alguno. Llegué a la conclusión de que el poema sinfónico no había sido compuesto, porque me parecía imposible que ello no trasciendera a nivel mundial y sobre todo en América Latina.

——————–

Esta historia continúa en diciembre de 2005 en Chipre. Asisto a un homenaje musical a Theodorakis, quien se encontraba de visita en la isla. Cual no es mi sorpresa cuando la primera parte del programa era el Canto General. Me surgieron entonces una serie de interrogantes? De qué fecha es la composición? Por qué no se supo o no supe yo de ello? Por qué no lo cantó Mercedes Sosa? Me han dicho que ella ha cantado y grabado en Grecia. Gracias a Internet, consigo en Google la información necesaria. Después que Theodorakis se reunió con el Presidente de Chile, Salvador Allende y con Neruda, en enero de 1971, comenzó a pensar en el poema sinfónico. Quizás fue esa la época en que se refirió a Mercedes Sosa. El presentó la primera versión de su composición en Sur América en 1972. El estreno iba a ser en Chile en 1973, con la participación personal de Neruda. Pero todo quedó frustrado con el derrocamiento y muerte de Allende por los militares. En su lugar, el estreno se llevó en París en septiembre de 1974, con motivo del Festival de l’Humanité, el diario comunista frances. Existen grabaciones de esta música. Respecto a la relación de Mercedes Sosa con Theodorakis, hasta el momento (abril de 2006) no he tenido información.

La música sinfónica del Canto General es impresionante. El principal rol femenino en el concierto en Chipre lo tuvo la cantante griega María Faranturi, quien ha dedicado su vida musical a Theodorakis. Tiene una gran voz, pero pienso que la interpetación de Mercedes Sosa sería mas imponente.

Leave a Comment