La Discusión Sobre Katrina

POBREZA-RACISMO

Dos factores que salieron a relucir con mucha fuerza sobre las causas del desastre en Nueva Orleáns fueron la pobreza y el racismo. Esto tiene su causa en que esa ciudad es predominantemente negra y además es una de las zonas mas pobres de Estados Unidos. Muchas voces negras se alzaron para declarar que aducían la indiferencia de las autoridades federales antes y después de la llegada del huracán a prejuicios racistas y consideraron que si Nueva Orleáns hubiera sido predominantemente blanca, otra hubiera sido la reacción del Gobierno Federal. Si en varios de los funcionarios eso estuvo en sus mentes, es imposible saberlo, sólo en sus conciencias está la verdad, y siempre será negado. Pero las percepciones son un factor muy poderoso en el proceso de las sociedades, y esa percepción de ser relegados por su color ha sido extensamente sentida. Ello ha agriado las relaciones en la sociedad norteamericana y su alivio debe constituir un objetivo importante en la política económica y social de ese país, so pena de conflictos graves en el futuro.

Pero además, la situación vivida sirvió para reanimar el análisis de la pobreza en los Estados Unidos en general, y extensos reportajes fueron dedicados a este aspecto. Según las estadísticas que salieron a relucir hay 37 millones de norteamericanos por debajo de la línea de pobreza, lo que se define como aquellos que ganan menos de $19.300 al año. 45.8 millones no tienen seguro de vida, 25 por ciento de los negros norteamericanos viven en situación de pobreza, 44 por ciento en Houston, y 36 millones pasarían hambre o estarían en riesgo de pasar hambre. Fueron hechos también análisis de la evolución de la pobreza, los cuales señalan un deterioro en los últimos años. El mas importante programa contra la pobreza fue realizado durante la administración del Presidente Jonson, pero se observa un deterioro en los presidentes siguientes, habiéndose descuidado los programas iniciales. Así mismo se señala un fuerte deterioro durante la administración del Presidente Bush.

El Informe de la Oficina del Censo confirma los 37 millones de pobres, los cuales constituyen 12,7 % de la población, con un incremento de 4 millones desde 2001. En los análisis se aduce la mayor causa de la pobreza a la falta de posibilidades de educación y a la falta de entrenamiento para el trabajo.

Sin embargo, hay voces disidentes respecto a la situación arriba delineada. La profesora Carrol M. Swain, negra ella, escribe al respecto en la edición de octubre 2005 de la revista Prospect. La profesora Swain pone su propio ejemplo que de un hogar muy pobre y numeroso logró llegar a las alturas académicas donde hoy está. Sin embargo, un caso individual no es válido para un análisis general, pero a la vez ella señala cifras y situaciones generales que deben ser tomadas en cuenta. Señala que la mayoría de los negros viven por encima de la línea de pobreza y que hay mas blancos pobres que negros; por supuesto que ello tiene su explicación en la mayor cantidad absoluta de blancos en Estados Unidos. Publica cifras indicando que la mayoría de los negros ganan por encima de $ 25.000 al año y que en 2002 el 27 por ciento de los negros gana por encima de $ 50.000 al año contra 16.8 por ciento en 1980. Así mismo, el porcentaje de negros que ganan mas de $ 100.000 se habría incrementado de 1.5 por ciento en 1980 a 6.4 por ciento en 2002, pero después de un máximo de 7 por ciento en 2000. Así mismo, la profesora indica cifras respecto a incrementos en el nivel de educación, de propiedad de inmuebles y de número de electos para cargos que apuntan a un mejoramiento no solamente de los negros sino de los hispanos. Y finalmente reconoce que un aspecto negativo es la persistente pobreza de un segmento particular de la población negra. Atribuye parte de los problemas a la inmigración de bajo nivel técnico que compite con la población del mismo nivel en Estados Unidos.

Por otra parte, Ric Naff, en una carta al semanario chipriota Sunday Mail, difiere de la situación generalmente aceptada sobre la pobreza en Nueva Orleáns. Naff, que participó en los esfuerzos contra Katrina, antes y después que éste llegara a tierra, señala que en una vista aérea se podía observar, en las zonas mas pobres de New Orleáns, en una hilera de casas, carros nuevos y caros estacionados.

Nuevamente, una observación individual de esa naturaleza no sirve para hacer una generalización. Sin embargo, Niff señala otro aspecto que sería interesante investigar. Señala que no es cierto que en Nueva Orleáns existiera el nivel de pobreza que generalmente se acepta. Y la razón es que los mas pobres harían diversos trabajos relacionados que no están registrados en las estadísticas, porque son pagados en efectivo y no son declarados a los efectos del impuesto sobre la renta.
Estos dos factores que hemos analizado en esta sección, deben jugar un papel importante, para el mejoramiento económico-social de un sector de la población norteamericana, que ha quedado relegado y que, como hemos dicho antes, puede constituirse en fuente de conflictos serios si no es abordado con efectividad.

—————

INDICE