Venezuela Mediados de 2008

La primera reacción del Presidente fue decir que Venezuela estaba blindada frente a las consecuencias de la crisis, declaración insólita por su irrealidad. Sin embargo, luego se han hecho declaraciones mas cercanas a la realidad, pero insuficientes.

Según el Prof. José Guerra, el Ministro de Finanzas avanzó la necesidad de recortes que son marginales  por su poca importancia para resolver lo que podría ser una baja catastrófica en los ingresos fiscales: recortes en las llamadas telefónicas, la compra de vehículos y los agasajos. Allí no es donde está el grueso de los gastos que significarían un recorte importante en el gasto público: están en las elevadas sumas fuera del presupuesto que el Presidente decide permanentemente para el logro  de sus objetivos políticos, tanto en el exterior como en el interior del país. Algunos analistas abogan porque se reviertan las nacionalizaciones de empresas que se han decidido recientemente, las cuales sólo han traído gastos al fisco, sin ningún beneficio visible para el país, todo lo contrario; por ejemplo, la Siderúrgica ha estado en un estado permanente de turbulencia después de la nacionalización y está produciendo sólo la mitad de lo que producía antes; es un comentario generalizado el deterioro en la calidad de las operaciones de la CANTV.

En octubre el Ministro de Finanzas presentó a la Asamblea Nacional el Presupuesto Nacional para el 2009.  Allí mostró  una visión  de Venezuela en la eventualidad  de una recesión mundial y pidió austeridad a la población venezolana.   En el presupuesto el precio del barril de petróleo está calculado a $60, de manera que Venezuela estaría bien protegida hasta ese precio. Pero después de esa declaración el petróleo venezolano, de acuerdo a declaraciones del Ministerio de Energía llegó a $54,55 a fines de octubre,   lo que está por debajo de los cálculos presupuestarios. Por supuesto, es posible que la OPEP recorte nuevamente la producción y se han hecho declaraciones en el sentido de que una banda satisfactoria de precios estaría entre  70 y 90 dólares.

Algunas fuentes chavistas  señalan como factores positivos los $40.000 millones que tiene Venezuela en reservas internacionales y los diversos fondos en que tiene inversiones. Sin embargo, en relaciones a esas posiciones y a las del Ministro de Finanzas, claro que Venezuela puede hacer frente con algún grado de éxito a esa eventualidad. Pero nuevamente el problema es el “factor Chávez”, en dos aspectos principales. En primer lugar, tendría que decidirse una verdadera política de austeridad, sin consideraciones de tipo partidista y que sea respetada por el propio Presidente; no podría él seguir decidiendo gastos a troche y moche cuando se le ocurre. En segundo lugar, las posiciones iniciales del gobierno en este problema, resaltan que una crisis de la naturaleza que podría desencadenarse, no podría ser enfrentada adecuadamente sin la participación de toda la sociedad, haciendo a un lado el sectarismo y agresividad hacia los sectores no chavistas, “si no estás conmigo estás contra mi”. Se le pueden pedir peras al olmo?

Ya antes de la evolución delineada había signos de un debilitamiento de la actividad económica. En el primer semestre del año el PIB creció 6 por ciento, mientras en el mismo período de 2007 el crecimiento fue de 8 por ciento, una contracción de 25  por ciento. Así mismo, la producción industrial fue de 3,45 por ciento, frente a 9,37 por ciento de ese mismo período anterior y los créditos otorgados por la banca disminuyeron su crecimiento de 12,3 por ciento a 5,28 por ciento. Mientras que la tasa de inflación fue de 17,3 por ciento en  el período enero-junio,  la mas alta de América Latina;  algunos especialistas dicen que puede haber llegado a 29 por ciento.

Ello llevó al Presidente a tomar una iniciativa que llamó “Reimpulso Productivo”. Para anunciar las medidas convocó a un grupo del sector privado, aunque FEDECAMARAS dice que no fue invitada. Varios de los asistentes se quejaron de que fueron invitados no para dialogar sino para ser informados de decisiones ya tomadas. Al mismo tiempo que el Presidente pedía la colaboración de los empresarios, les decía que se olvidaran del funcionamiento del mercado en Venezuela.  Fue comentado también por empresarios y analistas que  el “reimpulso productivo” no era propiamente un programa integral y coherente con todas las variables que debería  tener un plan de reactivación económica, sino medidas aisladas.  Estas  fueron las siguientes:

La eliminación del impuesto a las transacciones financieras a las empresas;

El establecimiento de un fondo de $1000 millones para otorgar préstamos dedicados a proyectos de producción;

La agilización de los trámites de CADIVI para la importación de insumos productos y equipos hasta  por una suma de $50.000.

Los empresarios consideraron que la medida mas efectiva fue la eliminación del impuesto a las transacciones financieras, que significa una baja significativa en sus costos de producción. Respecto a la agilización de los trámites de CADIVI es un paso positivo pero tímido; el equipo de cierta significación que puede implicar  un crecimiento importante en la capacidad productiva de las empresas, está en los ámbitos de los cientos de miles y de los millones de dólares. Hasta ahora no se ha anunciado el inicio de ningún proyecto bajo el fondo establecido.

Se está produciendo un fenómeno nuevo, que tiene implicaciones tanto políticas como económicas. Es la numerosa cantidad de marchas, bloqueos  de carreteras y autopistas que se están produciendo en los sectores populares, en protesta por diversos problemas: el asesinato de taxistas, la inseguridad en los barrios, la deficiencia o inexistencia de servicios públicos. Estas acciones no tienen una motivación política y algunos voceros se manifiestan adeptos al chavismo pero altamente disgustados por la no solución de sus problemas. En muchas ocasiones el Presidente es enfrentado directamente por los manifestantes, algunas veces en forma airada,  alejándose de aquel sentimiento de que  “Chávez no sabe nada de lo que está pasando, la culpa la tienen sus funcionarios”.

Leave a Comment