Experiencias Docentes:
Charla en la Universidad Central de Venezuela

Esta charla tuvo su origen en una invitación que me hizo la Profesora y amiga María Consuelo Chaparro, para que conversara con sus alumnos en el Postgrado de Economía Internacional, a quien agradezco altamente la oportunidad que me brindó y las generosas frases que tuvo sobre mi labor académica. Allí me fue muy  grato saludar a antiguos alumnos que han permanecido mis amigos y que se han convertido en profesionales y profesores destacados. Agradezco a la estudiante del postgrado la grabación que hizo de mi exposición, la cual me ha sido útil para esta versión escrita, pero lamentablemente no pude obtener su nombre. La charla se realizó en julio del 2007. Se publica aquí con algunas modificaciones y ampliaciones que estaban preparadas, pero que por falta de tiempo no pudieron ser expuestas.

………………………

Cuando recibí la invitación de la profesora y amiga María Consuelo acepté con gusto y, además, me alegré por tener la oportunidad de volver a estas aulas que han sido muy importantes para mi vida académica. Me decidí por este tema porque pienso que mis experiencias pueden ser útiles para ustedes, tanto en los estudios como en la vida profesional, y sobre todo a los que vayan a ejercer la docencia.

Principios Docentes

Mirando retrospectivamente, me doy cuenta que a lo largo de mi vida docente fui desarrollando algunos principios esenciales que paso a explicar.

Rechazo a la clase magistral por ser la menos magistral de las formas de enseñanza. En ese método el estudiante cumple un papel  pasivo, sin conocer previamente el tema explicado por el profesor. Toma apuntes y si los exámenes son una simple exigencia de lo que el profesor ha explicado, el conocimiento adquirido por el alumno es altamente deficiente. En el transcurso de la charla explicaré los métodos que utilicé para evitar esa negativa práctica.

No improvisación. El profesor, en sus dos primeros años de docencia debe preparar  la estructura fundamental de su materia. Pero no debe confiarse en que ya conoce su materia. Cada año debe revisar nuevamente las clases que va a dictar y examinar nueva literatura para incluir los avances que se han producido. Incluso cuando se explica en clase algo que uno mismo ha escrito, si no se revisa previamente no se da bien. Cuando un profesor se dedica  a dictar simplemente lo que preparó al principio, se va ampliando cada vez mas  la diferencia entre sus clases y el estado corriente de su materia.

Al respecto, quiero ponerles un ejemplo propio.

De lo que yo les estoy hablando hoy es mi vida y la recuerdo perfectamente. Pero si me hubiera confiado en eso, mi exposición habría sido deficiente, incoherente, tratando de recordar en cada momento lo que les iba relatando. En cambio, escribí totalmente la charla e hice un esquema, aunque no dudo que tendré ciertas fallas en mi exposición.

En relación a la improvisación, hace algún tiempo me encontré en El Universal con un artículo de Juan Carlos Sosa Azpurua, un párrafo que me gustó mucho por interesante y hasta humorístico:
“En su abrumadora mayoría los políticos venezolanos no destacan por la actualidad de sus ideas y un entendimiento serio y profesional de los asuntos que abordan, y un rasgo venezolano, pero muy especial de los políticos, es la infinita capacidad de hablar pistoladas con cara de circunspecto y con el convencimiento de estarse comiendo al mundo”.

Consulta de los autores originales. Cuando un profesor prepara sus clases solamente consultando libros de texto, se presentan diferencias, a veces importantes, respecto a lo que verdaderamente expusieron los autores. Los libros de texto son resúmenes y a veces interpretaciones erradas de los fundadores.

Les voy a dar un ejemplo de un aspecto que se explica en estas aulas. Se trata de la llamada Teoría de la Dotación Relativa de Factores de Heckscher-Ohlin. En los libros de texto se critica esta teoría, porque es muy simplificada, porque no toma en cuenta factores importantes, como la tecnología, las innovaciones,  los cambios en la competitividad, las economías de escala, los factores dinámicos.

Yo mismo caí al principio en ese error y lo tengo escrito. Hasta que descubrí un libro difícil de conseguir, “Interregional and International Trade” de Bertin Ohlin, uno de los fundadores de esa teoría. Cuando se lee ese libro uno se da cuenta que Ohlin analizó todos los factores que supuestamente omitió. Hasta el punto que he aconsejado que los profesionales que trabajan en la práctica del comercio internacional deberían leerlo. Lo que sucedió fue que Paul Samuelson, para darle formulación matemática a esa teoría, eliminó los factores supuestamente omitidos. La teoría ahora se llama Heckscher-Ohlin-Samuelson.

Leave a Comment