La Discusión Sobre Katrina

MOTIVACION
Hacia fines de agosto del 2005 leía y veía maravillado cómo la ciudad de New Orleáns, Estados Unidos, se preparaba para enfrentar los rigores del huracán Katrina, que pasaría con su halo destructivo por la ciudad y por el Estado de Luisiana. El Alcalde daba declaraciones, se reunía, se revisaban los planes que se habían elaborado previamente, se preparaba la evacuación de la ciudad.

Definitivamente, en New Orleáns no pasaría lo que pasó con el Tsunami, que no avisó su llegada catastrófica y no se había instalado el sistema de alarma, que habría permitido, al menos, paliar sus efectos. Pero oh! desilusión. Casi inmediatamente comenzamos a recibir noticias alarmantes. El Domo y el Centro de Convenciones, que habían sido escogidos como refugios, se convirtieron en infiernos, que Dante habría envidiado. Pero había una noticia alentadora, el huracán se desvió unas millas hacia el este y no golpeó directamente a la ciudad, pero…a dicha duró poco. Varios diques del lago Pontchartrain al lado de la ciudad se rompieron y hubo un desastre peor que el que había se había previsto; el espectáculo fue sobrecogedor: la inundación de buena parte de la ciudad, una mezcla terrible de agua, basura, químicos y cadáveres flotando. Ese trágico e imprevisto resultado ha producido una discusión, que no tiene precedentes después de un desastre natural, sobre sus causas. Sobre la responsabilidad de los diversos estratos gubernamentales, federal, regional, local; sobre la pobreza y el racismo; sobre la eterna polémica Estado vs. Mercado; sobre el papel del sector privado; sobre la influencia del calentamiento global; etc. Uno de los aspectos que le da un carácter muy particular a lo que sucedió es que ocurrió en el país mas poderoso y rico del mundo. Si hubiera sucedido en un país del tercer mundo, habría sido considerado, lamentablemente, como normal. Es esa polémica sin precedentes lo que me ha motivado a hacer una revisión preliminar de ella, esperando que pueda ser útil para los analistas y para las medidas que deben ser tomadas, para impedir que algo parecido pase en el futuro.

Este artículo fue investigado y redactado en diversos períodos desde septiembre del 2005. Al respecto, he considerado conveniente mantener, en diversas partes, la referencia a fechas anteriores a su finalización, que fue en mayo de 2006.

→ Proximo capítulo

—————

INDICE

Leave a Comment